LOADING ...
Personas
22/05/2018

Jens Liebhauser: empresario hotelero y campeón de Ferrari

El empresario hotelero Jens Liebhauser es un apasionado de Ferrari que garantiza una cálida bienvenida a sus hoteles a todos los ferraristas.

Jens Liebhauser es uno de los empresarios más rápidos del mundo. Para gestionar su cadena hotelera, reparte su tiempo entre España y los Alpes austriacos, pero siempre encuentra tiempo para divertirse con el Ferrari Challenge Europe. Lleva años enamorado del Cavallino Rampante. «Compré mi primer Ferrari en 2006; fue un 599 GTB», cuenta Liebhauser. «Desde entonces no puedo prescindir de los coches de Maranello. En cuanto sale un nuevo modelo, ya lo quiero probar, y suelo acabar comprándomelo. Ahora mismo tengo un 812 Superfast, un Portofino y un GTC4 Lusso, y antes de que acabe el año me llegará el Ferrari 488 Pista. Me muero de las ganas».

El Sr. Liebhauser es un apasionado conductor y coleccionista de Ferrari Foto: Lennen Descamps 

Escoger un favorito no le resulta fácil: «Cada coche tiene su carácter y sus peculiaridades. Elegir uno es muy difícil. Pero si elijo con el corazón, tiene que ser el 812 Superfast, porque condensa la esencia de Ferrari. Tiene el emblemático motor V12, la tecnología más avanzada y unas prestaciones increíbles. Sin embargo, tiene un aire clásico, que recuerda al 250 GTO de los sesenta. Es toda una joya, como todos los coches de Maranello».

 

Jens Liebhauser, que viaja de forma frecuente entre España y Austria, es la viva imagen del concepto «un Ferrari para cada necesidad». «España, un país soleado, pide claramente un coche como el Portofino, mientras que Ischgl es perfecto para el GTC4 Lusso. Es un coche que me encanta, porque es un Ferrari pero tiene tracción a las cuatro ruedas; eso es algo que en zonas de montaña, y sobre todo en invierno, es impagable. Además, tiene mucho sitio para guardar maletas y equipo deportivo, como botas de esquí y cosas así. Aparte, creo que todos tenemos un lado narcisista, y a mí me gusta, de vez en cuando, exponer todos mis Ferraris en el patio de alguno de mis hoteles».

Jens hizo su debut en el Ferrari Challenge en 2016 

A los hoteles de Liebhauser acuden muchos clientes del Cavallino Rampante: «Para mí es un honor tenerlos como huéspedes. Cuando veo llegar a un ferrarista, no me corto, y le doy una bienvenida aún más especial. En el Ferrari Challenge he hecho muchos amigos, y en invierno tengo casi cada fin de semana a algún rival u otro hospedándose aquí».

 

En 2017, Jens se proclamó campeón del Ferrari Challenge europeo, y también ganó el título mundial en las Finali Mondiali celebradas en Mugello. «Siempre he llevado la competición en el ADN. Competí en karts durante años, y tuve cierto éxito. Luego empezó a costarme seguir el ritmo a tantos jóvenes y, buscando, vi que podía competir con Ferrari. Es un campeonato que se disfruta mucho». A cada carrera con el 488 Challenge aumenta su emoción por recibir su Ferrari 488 Pista personalizado: «Cuento las semanas. Tengo mucha curiosidad por conducirlo, porque tendrá muchos elementos en común con mi coche de competición.

El exitoso piloto ya ha ganado dos títulos con Ferrari

Lo he elegido en gris. Todos los coches son de alguna gama de gris (gris mate Silverstone) y me muero de ganas de ver el mío, que llevará el número 44, que uso en todas las carreras». Liebhauser es uno de los clientes de Ferrari más receptivos cada vez que se lanza un nuevo modelo: «Me cuesta dejarlo correr; no puedo resistirme. Me encanta conducir mis Ferraris al límite, ponerlos a prueba y confiar en sus increíbles prestaciones. No me atrae el mercado de coches clásicos, aunque cada vez es una mejor inversión.

 

El único Ferrari de segunda mano que compraría es un monoplaza F1 Clienti, y no descarto regalarme uno tarde o temprano».