LOADING ...
Personas
17/10/2016

Guy Berryman: Los coches de época, una pasión

El bajo de Coldplay visita Ferrari con su 365 GTC

El sueño de todos es conseguir trabajar en lo que nos apasiona. Pero, Guy Berryman, el bajo de Coldplay, lo ha hecho todavía mejor: ha transformado su pasión por la música en una profesión de muchísimo éxito, y también ha logrado la trayectoria inversa, es decir, transformar lo que, según él, habría sido su profesión, en una pasión.

 

“Me matriculé en la facultad de Ingeniería Mecánica en la University College di Londra”, cuenta Berryman. “Estaba convencido de que habría sido mi vida, la música era un hobby importante, pero solo un hobby. Y, sin embargo…”.

 

Y, sin embargo, en el College Guy conoció a Chris MartinWill Champion e Jonny Buckland, y juntos formaron los Coldplay, una de las bandas más famosas de los años dos mil.

Guy Berryman visita el departamento Classiche de Maranello 

Aunque, la pasión por la mecánica no la ha perdido. Un amor heredado de su padre, Rupert, uno de los ingenieros que trabajó en la colosal obra del túnel del Canal de la Mancha, y quién también cultivaba otra pasión: los coches de época. Por lo que el pequeño Guy creció rodeado de joyas sobre cuatro ruedas. Así que, en cuanto ha podido permitírselo, ha empezado su propia colección. Ferraris incluidos, obviamente.

 

“Admiro la atención por los detalles con la que Ferrari cuida cada uno de sus modelos, tanto desde el punto de vista de los motores como del diseño. Entre mis preferidos hay un 275 GTB, que compré en América donde estuvo abandonado y mal cuidado durante mucho tiempo.

 

Me lo llevé a Inglaterra y empecé a restaurarlo para devolverle su forma original: su anterior dueño modificó la carrocería, cambiando el morro de la versión short nose a long nose. Ahora vuelve a estar como era. Además, tiene unos colores fantásticos: exterior Verde Pino, interiores en naranja. Tengo una debilidad por este 365 GTC”.

 

De hecho, el músico llegó a Maranello al volante de su maravilloso Gran Turismo, que ha confiado al cuidado experto del Reparto Classiche para una revisión general y, sobre todo, para devolverle su color original antes de proceder con la certificación de autenticidad. 

La recogida de época del bajista incluye un GTC 365 y un 275 GTB 

«He venido conduciendo desde Inglaterra. Me he tomado una semana de vacaciones, después de un largo tour mundial y antes de empezar el próximo que comenzará en Australia, recorrerá Europa (en julio hay previstos dos conciertos en Milán) y luego América y Asia. He conducido unas tres-cuatro horas al día recorriendo Francia, Suiza e Italia.

 

Y debo admitir que me emociona el pensar que este coche salió de fábrica en 1969 y, ahora regresa aquí y se encuentra acompañado de otros muchos modelos extraordinarios. Yo creo que ha pensado: ‘Finalmente estoy en casa’.»