Pasión

Un capricho hecho a medida

Un capricho hecho a medida

Cuando Kristin Brown decidió que quería que su SF90 Stradale fuese único, se dirigió al área Tailor Made en el concesionario Ferrari de la ciudad de Nueva York. La dama, de Palm Beach, quedó impresionada por la multitud de opciones disponibles
Texto

Jason H. Harper

Cuando Kristin Brown entró en el concesionario Ferrari en Park Avenue, ya sabía lo que quería: algo en color blanco. Esta ferrarista incondicional había pedido un SF90 Stradale y quería que fuese completamente único. De ahí su visita a Manhattan. El concesionario de Nueva York es el tercero, junto con el de Italia, que cuenta con un estudio de diseño del programa Tailor Made, el máximo nivel de personalización que ofrece la marca.

“Los clientes de este departamento suelen estar al tanto de las últimas tendencias en moda, son coleccionistas y aficionados al diseño”, dice Catherine Santos, especialista del área Tailor Made.

Brown, cuyas ocho creaciones del Cavallino Rampante incluyen un 488 Spider y un 488 Pista, encaja perfectamente en este perfil.

Los clientes del programa pueden seleccionar entre una amplia gama de opciones de personalizaci&oacute;n. Aqu&iacute;, a Brown se le muestra una rueda negra mate con una raya diplom&aacute;tica personalizada de Giallo Modena <em>Foto: Dina Litovsky</em>
Los clientes del programa pueden seleccionar entre una amplia gama de opciones de personalización. Aquí, a Brown se le muestra una rueda negra mate con una raya diplomática personalizada de Giallo Modena Foto: Dina Litovsky

“Todos mis coches tienen algo en común”, explica. “Todos tienen la carrocería blanca con llantas negras o de fibra de carbono. Y siempre llevan algún toque de rojo: las pinzas de freno, molduras rojas en el interior...”.

La utilización de tejidos agradables al tacto es esencial en todo el proceso.  “En este sentido, se mantiene fiel a la tradición”, afirma Santos. 

Brown llegó en busca de inspiración y la encontró en forma de un amplio panel con diferentes conceptos de diseño y reproducciones virtuales.

Ante semejante cantidad de opciones, los especialistas de la compañía actúan como guías que, en palabras de Santos, ayudan a los clientes a “encontrar su Estrella Polar”.

El programa consta de tres “colecciones”: Classica, Scuderia e Inedita. 
Classica se inspira en elementos emblemáticos del pasado de la marca, como cueros ingleses que reproducen los interiores utilizados en los coches de carreras de los años 50.

Scuderia está dirigida a los amantes de las prestaciones y se centra en materiales altamente técnicos. “Ofrecemos materiales a prueba de balas y homologados para uso militar que tienen un look muy agresivo y son bastante exclusivos”, explica Santos.

En esta foto, Brown est&aacute; estudiando los paneles de las configuraciones hist&oacute;ricas Tailor Made mientras busca inspiraci&oacute;n para su Ferrari SF90 Stradale <em>Foto: Dina Litovsky</em>
En esta foto, Brown está estudiando los paneles de las configuraciones históricas Tailor Made mientras busca inspiración para su Ferrari SF90 Stradale Foto: Dina Litovsky

La colección Inedita, como su nombre indica, da rienda suelta a la experimentación y la creatividad.
“Inedita significa literalmente inédita, sin editar, y la describimos —señala la especialista— como la colección más audaz tanto en términos de imaginación como de los materiales que utilizamos en ella”.

Kristin Brown, que conduce todos sus coches y es asidua de los circuitos, sentía una predilección natural por la colección Scuderia. “Cuando entré en la sala de exposición y los especialistas me mostraron sus propuestas, quedé completamente alucinada”, exclama con admiración.

Ella y los expertos eligieron el pack Fiorano recomendado por la fábrica, que incluye mejoras de rendimiento y un alerón trasero modificado. “Le da un aspecto mucho más agresivo”, asegura Santos.

Para el color de la carrocería, Santos sugirió a Kristin un Bianco King, “el blanco más puro que produce Ferrari actualmente”, con sutiles líneas decorativas Rosso Corsa a lo largo del capó y pilares tipo arbotante. 

El interior, donde predominaba el negro, recibió los toques de rojo deseados y Brown aceptó con entusiasmo la sugerencia de pintar también unas líneas decorativas en la fibra de carbono. “La pintura especial y las franjas metalizadas aplicadas al exterior y el interior del coche ni siquiera estaban disponibles hace un mes. Aquí, los clientes tienen un acceso a elementos de fábrica que nadie más posee”, comenta Brown con entusiasmo.
Hasta ese punto llega el nivel de detalle de Tailor Made.

Brown se enfrent&oacute; a una vertiginosa variedad de caracter&iacute;sticas internas entre las que elegir, incluida una selecci&oacute;n de textiles especiales, como telas a prueba de balas de grado militar <em>Foto: Dina Litovsky</em>
Brown se enfrentó a una vertiginosa variedad de características internas entre las que elegir, incluida una selección de textiles especiales, como telas a prueba de balas de grado militar Foto: Dina Litovsky

Para los asientos, en lugar de cuero eligieron el tejido Mycro Prestige, un supermaterial de alta tecnología que ofrece un agarre excepcional, pesa una tercera parte de lo habitual, y es resistente al fuego y al agua. “Quería algo apropiado para conducir en las pistas y este material es el complemento perfecto para estilo del coche”, confirma Brown.

Santos disfrutó enormemente trabajando con esta coleccionista de Ferrari. “Es muy apasionada y ese entusiasmo se manifiesta enseguida.
Tiene muy buen ojo para el diseño”.

El marido de Kristin, Matthew, un coleccionista cuyos Ferraris son todos de color amarillo, está mirando también las opciones de Tailor Made para su propio SF90. Por su parte, Kristin Brown ya está pensando en su próximo coche. “Una vez que acudes a Tailor Made, es difícil no pensar en repetir el mismo proceso para cada coche”.

Ferrari