Pasión

VUELTA A LA REALIDAD

VUELTA A LA REALIDAD

La Formula 1 vuelve por fin el 5 de julio. Durante el parón de la competición, nuestros pilotos han encontrado otras formas de seguir entrenando. Os contamos cómo todo nuestro “equipo”, desde Charles Leclerc, hasta los jóvenes talentos de la Ferrari Driver Academy y los campeones de los circuitos virtuales, han utilizado los simuladores para mantener vivos sus reflejos y sus ganas de vencer
Texto

Davide Marchi

La pandemia que estalló en China a finales de 2019 y llegó a Europa a finales de este invierno ha trastocado el calendario del campeonato de Fórmula 1 de este año. Con los circuitos cerrados, los pilotos de F1 (Charles Leclerc y Sebastian Vettel) y todos los pilotos de la Ferrari Driving Academy que compiten en las categorías inferiores tuvieron que quedarse en casa. Pero esto no significa que los talentos de la Scuderia se quedasen sentados con las manos cruzadas, sino que todos ellos acabaron conduciendo un coche virtual en un simulador. La adrenalina de la velocidad es una sensación demasiado fuerte para quienes están acostumbrados a tener un habitáculo por oficina.

Incluso aquellos que, como Charles Leclerc y Sebastian Vettel, no tienen simuladores en casa, se apresuraron a hacerse con uno. Las máquinas que consiguieron no se parecen ni remotamente al “spider” de Maranello, nombre que usan los alumnos para referirse al simulador de la academia. Pero es mejor que nada: ayuda a los pilotos a no perder sensaciones al volante, mantiene frescos los reflejos y, sobre todo, les permite “encontrarse” con sus amigos del paddock y desafiarlos en todo tipo de carreras. 

El hermano menor de Charles Leclerc, Arthur, se uni&oacute; a la Ferrari Driver Academy a principios de este a&ntilde;o <em>Foto: Olivier Metzger</em>
El hermano menor de Charles Leclerc, Arthur, se unió a la Ferrari Driver Academy a principios de este año Foto: Olivier Metzger

Al ver la explosión de popularidad de las carreras online, los organizadores de la F1 detectaron un oportunidad y decidieron probar con las competiciones en la web; así nació “We Race On”. Con el nuevo programa, los Grandes Premios interrumpidos por la Covid-19 se sustituían por carreras virtuales. La organización invitó a todos los equipos a participar y Ferrari respondió a la llamada inscribiendo al equipo FDA Hublot Esports Team, creado hace justo un año precisamente para participar en los campeonatos de eSports. Se crearon dos categorías diferentes de competición: Pro Exhibition Race, reservada a profesionales de la Fórmula E como David Tonizza y el último fichaje de la FDA, Enzo Bonito; y Virtual GP, donde se enfrentaban entre sí pilotos reales de F1, “viejas glorias” de los deportes de motor, estrellas de otros deportes y famosos de otros ámbitos de la actualidad.

David Tonizza, actual campe&oacute;n de Esports F&oacute;rmula 1, practicando en su simulador <em>Foto: Alessandro Gandolfi / Parallelozero</em>
David Tonizza, actual campeón de Esports Fórmula 1, practicando en su simulador Foto: Alessandro Gandolfi / Parallelozero

Leclerc se puso rápidamente manos a la obra en su propio simulador y entrenó con Tonizza y Bonito. Nunca antes estos cibercampeones habían estado tan solicitados por los pilotos de la Scuderia, que querían aprender todos los secretos de la velocidad en el mundo virtual. “Me pusieron en contacto con Charles y otros pilotos profesionales de la FDA para explicarles técnicas de conducción que pudieran utilizar para ser más rápidos en los simuladores”, cuenta Tonizza, el actual campeón de Fórmula 1 en la categoría de eSports. “Me quedé inmediatamente impresionado con su profesionalidad, con la forma de abordar la tarea, sin paternalismos, sin subestimar sus dificultades”.

Después de un periodo de preparación, el piloto monegasco se unió al resto del grupo de F1 Virtual para la segunda cita de la temporada, Vietnam, donde se utilizó una simulación de la pista de Melbourne, ya que no hubo circuito de Hanoi en la edición 2019 de la F1. Allí, junto Junto a Leclerc, no estaba otro que su hermano Arthur. Charles, que entre tanto se había convertido en un experto en Twitch (plataforma de streaming de videojuegos de Amazon, la preferida por los pilotos de simuladores), ganó en su debut y también en el Gran Premio Virtual de China. Charles ya ha ganado dos grandes premios reales. Pero, al fin y al cabo, es un chico de 22 años e inmediatamente entendió que el mundo de los videojuegos es una buena forma de mantenerse en contacto con la gente. Además del tiempo que pasaba en el simulador, Leclerc alternaba entre el ocio y ciertas actividades de voluntariado, como la de entregar alimentos a un grupo de ancianos en Mónaco. “Lo que ha pasado en el mundo es terrible”, afirma el joven corredor. “Creo que nosotros los pilotos, como otros deportistas, hemos contribuido a poner un poco de luz en estas semanas tan oscuras. Me di cuenta de que la gente se divertía viéndome jugar, que les gustaba cómo interaccionaba con ellos entre una carrera y otra, así que decidí ser tan activo como fuese posible y transmitir un poco de tranquilidad y alegría”. En una ocasión incluso apareció en una carrera online disfrazado de plátano para animar a sus seguidores.

Enzo Bonito, reciente recluta de Ferrari Driver Academy Hublot Esports Team <em>Foto: Alessandro Gandolfi / Parallelozero</em>
Enzo Bonito, reciente recluta de Ferrari Driver Academy Hublot Esports Team Foto: Alessandro Gandolfi / Parallelozero

Muchos otros corredores de la FDA se unieron a Leclerc en el programa Virtual GP de “We Race On”: desde Callum Ilott a Enzo Fittipaldi, desde Arthur, el hermano de Charles, a Antonio Fuoco, antiguo compañero de equipo de la escudería Prema de Formula 2 y actual instructor de la FDA. Incluso Sebastian Vettel quiso sumarse a la diversión participando en una recreación de una carrera histórica al volante de un Brabham virtual. Mientras el mundo esperaba a que la Fórmula 1 arrancase motores, la competición online ha dado a los fans algunas de las emociones que echaban de menos. Ahora es el momento de volver a la realidad (no virtual).

 

Ferrari