Pasión

<em style=Photo: Mattia Balsamini" />

Matera en movimiento

Esta ciudad en el sur de Italia se estableció hace unos 10.000 años y ha experimentado un importante proceso de restauración en los últimos años. Gracias a su belleza ha sido el escenario de rodaje numerosas películas, incluida la próxima aventura de James Bond. Además, los alrededores de la ciudad invitan a disfrutar del placer de conducir, el lugar idóneo para un GTC4Lusso
Texto

Michele Weiss

Si tenemos en cuenta el último siglo, es un milagro que Matera, en la región Basilicata en el sur de Italia, sea una de las Capitales Europeas de la Cultura este año (la otra es Plovdiv, en Bulgaria). Hasta fechas tan recientes como los años 50, esta ciudad, que está construida sobre uno de los asentamientos humanos más antiguos del mundo, era un símbolo del atraso de Italia, un país que terminó en ruinas después de la Segunda Guerra Mundial.

Dotada de una rica herencia arquitectónica y cultural, Matera es especialmente famosa por los Sassi, los dos asentamientos rocosos con cientos de años de antigüedad y caracterizados por las viviendas excavadas en la roca calcárea. La UNESCO les concedió el título de Lugar Patrimonio de la Humanidad en 1993. Muchos visitantes reconocerán los Sassi como la localización en la que se rodaron algunas escenas de la película de Mel Gibson La Pasión de Cristo.

La ciudad fue construida a capas, si ascendemos desde los Sassi alcanzamos el Piano, el casco antiguo, que alberga los palazzi históricos más espectaculares, emblemas de Matera en el Renacimiento y en los siglos XVII y XVIII. Por ejemplo, el Palazzo del Sedile (1540), ubicado en la espléndida piazza del mismo nombre, que es el único edificio público en toda la ciudad cuyos orígenes son seculares. En el corazón de la ciudad está el salottino, una especie de salón al aire libre donde los residentes quedan para tomar algo en los numerosos cafés. Esta es la parte más ajetreada y elegante de la ciudad.

Matera presenta grandes contrastes: a unos pocos pasos de los exquisitos palazzi, la gente pobre solía vivir en casas excavadas en la roca. Un ejemplo de ello es la Casa Grotta, datada en los años 50, la única unidad residencial en la que una familia de campesinos vivía entre los aperos, las habitaciones para dormir y un establo para burros.

Después de haber estado abandonada durante años, los trabajos de restauración, que empezaron en 1986, han transformado la ciudad en un resplandeciente destino turístico internacional con un «corazón» que late a un ritmo moderno y seductor. Precisamente es en los Sassi donde mejor se percibe. Tras ser prácticamente abandonados en los 50, se estima que hoy en día viven alrededor de 2000 personas en este barrio. 

Los históricos Sassi de Matera aparecerá en la próxima aventura de James Bond, en la primavera de 2020 <em>Foto: Mattia Balsamini</em>
Los históricos Sassi de Matera aparecerá en la próxima aventura de James Bond, en la primavera de 2020 Foto: Mattia Balsamini

Muchos son nuevos empresarios que han convertido las antiguas casas cueva en ateliers, galerías de arte, hoteles, hostales boutique, restaurantes y bares, convirtiendo de esta forma el centro del casco antiguo en un museo al aire libre. De noche la atmósfera recuerda a la Movida Madrileña, lo que hace de Sassi un lugar especialmente atractivo para turistas y jóvenes de la ciudad, muchos de ellos han vuelto a vivir en esta ubicación única.

Aparte de su diversidad y belleza arquitectónica, Matera también es famosa por su variada artesanía, como la producción de tableros de ajedrez tradicionales en madera y los timbri (sellos) que solían usar las familias del lugar para marcar la masa del pan que llevaban a hornear a los hornos comunales. Por supuesto, también hay una gran cantidad de deliciosos platos, desde el tradicional pan de Matera hasta platos como la cialledda, un sencillo guiso hecho con pan reblandecido, tomates, sal, aceite y orégano, o la crapiata, una sopa a base de judías, trigo sarraceno, escanda, garbanzos y lentejas. Todo ello se debe degustar en combinación con los excelentes vinos locales Primitivo di Matera.

Vayas a donde vayas, encontrarás los talleres de nuevos artesanos, decididos a explorar y revitalizar las antiguas tradiciones de la región. En el Manifesto di Matera 2019 («Manifiesto de Matera 2019») queda clara la voluntad de garantizar que la ciudad siga viva y abierta al futuro: los visitantes obtienen un «Pasaporte 2019» que les otorga la «ciudadanía temporal».

Aquellos que obtengan el pasaporte se comprometen a dejar atrás un objeto que represente su idea de la cultura. Todos los objetos recopilados formarán la base de Open Future («Futuro abierto»), una exposición que muestra las aficiones y el estilo de vida de los amantes de la cultura global.

De hecho, Matera ha albergado un sinfín de eventos, conciertos y exposiciones durante todo el año (incluida una sobre el Antropoceno y otra sobre Escher) dirigidos a la multitud de visitantes que peregrinan a los ancestrales y fascinantes barrios de la ciudad. Con un calendario repleto de eventos culturales y una gran belleza natural (y también creada por el ser humano), el momento de visitar Matera es ahora. No te lo pierdas.

Ferrari