LOADING ...
Living
15/11/2017

Ferrari en el MoMA

Cuando Ferrari acaparó todo el protagonismo en el Museo de Arte Moderno

A principios de 1990, cuando uno de los principales museos de arte del mundo colgó en sus paredes algunos coches de carreras, parecía un movimiento iconoclasta e incluso chocante. El Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York organizó una exposición con un título directo e inequívoco: Designed for Speed: Three Automobiles by Ferrari. Un cuarto de siglo más tarde, esta exposición sería completamente normal.

 

El primero de los tres coches expuestos fue el 166 Barchetta, uno de los coches más antiguos de Enzo aún en circulación. También había un F40 que, en aquel entonces tenía sólo siete años de edad y un aspecto totalmente desenfrenado. El tercero era un Tipo 641 de 1990 —más tarde comúnmente conocido como F1-90, en línea con la denominación simplificada adoptada por Ferrari para sus coches de carreras.

Un Ferrari 166MM y Ferrari F40 en exhibición en el MoMA 

La exposición hizo hincapié en la profundidad de la tecnología del coche de Fórmula Uno, exhibiendo también su chasis de fibra de carbono desmontado, la suspensión trasera, la caja de cambios “paddleshift” y el motor V12. El público —y los equipos rivales—rara vez tienen ocasión de ver estos grupos tan de cerca.

 

El coche de F1 fue un regalo que Ferrari hizo al museo y allí ha permanecido desde entonces. También formó parte en una exposición de 2002, AUTObodies: Speed, Sport, Transport. Los aficionados de la Fórmula Uno siempre estarán encantados de ver este coche, ya que hoy se considera uno de los coches de carreras más bonitos de todos los tiempos. La estética, y también el arte, siguen a la función.

 

Por supuesto, la leyenda en torno a este coche está alimentada esencialmente por el hecho de que fue conducido por dos pilotos excepcionales, Alain Prost y Nigel Mansell. Prost ganó cinco veces esa temporada. Sus posibilidades de ganar el campeonato se esfumaron al final de la temporada cuando él y Senna chocaron al inicio del Gran Premio de Japón.

Christopher Mount del Departamento de Arquitectura y Diseño del MoMA supervisa la instalación 

Junto con el F1-90 y sus componentes, el MoMA mostró algunos de los bocetos técnicos con los que comenzó su proceso de diseño. Llevan la firma de John Barnard, que fue Director Técnico de Ferrari hasta 1989 y había diseñado el anterior Tipo 640, F1-89.

 

Ese coche era un retorno al V12 de Ferrari después de la era del turbo, y también una innovación gracias a la transmisión semiautomática con levas en el volante, un desarrollo Ferrari que pronto se convirtió en estándar en el sector, y se introdujo en los coches de carretera.

 

Como dijo Barnard en la audioguía de la exposición de 2002: “Me encanta que mis coches sean bonitos, por eso busco la armonía entre las líneas y las formas, además de satisfacer todos los requisitos técnicos.”

El Ferrari F1-90 toma su lugar en la pared de la galería 

El F1-90 del MoMA llevaba una distancia entre ejes ligeramente más larga que el coche del año anterior. Se mejoró la refrigeración del V12 y la caja de cambios, y un cambio de motor a mitad de temporada le permitió entregar 580 caballos de potencia a 12.750 rpm desde 3,5 litros.

 

Algunas líneas más rectas de la carrocería se transformaron en curvas muy sutiles. El objetivo era la eficiencia aerodinámica, pero el resultado también fue un coche de una belleza simple y pura. Una belleza que la mayoría de los fans cree que se ha perdido con la complejidad de los accesorios aerodinámicos de los coches más recientes.

 

En resumen, el F1-90 era extraordinariamente elegante, aun así conseguía expresar magníficamente toda su potencia. El comunicado de prensa de la exposición citaba una frase profética de Manifiesto Futurista de Marinetti de 1909: “Afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una nueva belleza; la belleza de la velocidad.”



Living
Un homenaje al gran icono de la Nouvelle Vague, y apasionado de Ferrari, Jean-Paul Belmondo Leer más 
08/08/2016
Living
Enzo Ferrari no es el único personaje cuya brillante creatividad cambió el mundo para siempre hace setenta años Leer más 
13/03/2017