LOADING ...
Living
18/07/2016

El arte de las carreras

El mercado de los posters vintage de automovilismo sigue creciendo

En los últimos años, los objetos de colección relacionados con el automovilismo gozan de una gran aceptación en las casas de subastas internacionales. Todo, desde una jarra de agua de Fórmula Uno, como la que se ve en la mesa del podio del Gran Premio de Japón de 1998, hasta modelos en escala y las primeras ediciones raras de algunos libros, alcanza precios muy altos.

 

La demanda de los posters vintage de las carreras es cada vez mayor. A menudo, los mejores ejemplares, que evocan perfectamente la época de oro de este deporte, se presentan solos como auténticas obras de arte.

 

Los posters de los años 50 y 60 son los que suelen tener más éxito pero, como señala Jacques Vaucher de la tienda online especializada y de la página web de subastas L'Art et l'Automobile (arteauto.com), también tiene mucho que ver con cuestiones de disponibilidad.

 

“Los posters de los años 20 y 30 siempre han sido populares debido a sus diseños Art Deco, pero ahora escasean y se ha convertido en objetos raros y caros, así que el mercado es limitado”, explica Vaucher. “Este resurgimiento del interés se debe posiblemente a sus obras de arte figurativo y a su preciosa tipografía, además de ser una época que representa el comienzo del automóvil.”

 

Lo que no significa que los posters de la posguerra sean fáciles de encontrar ni menos caros.

Los artistas que se especializaron en carteles, como los ilustradores franceses Géo Ham y Michel Beligond, los alemanes Walter Gotschke y Hans Liska y el ilustrador británico Michael Turner (que se mantiene en la brecha) tienen todos una alta demanda por sus colores decorativos y gráficos, muchos de ellos hacen eco del estilo de publicidad clásico de Madison Avenue que llaman la atención en su época.

 

Quizás no sea sorprendente que las glamurosas Le Mans y Mónaco sean las que atraigan a la mayoría de los compradores, aunque los fans de los gráficos de los años 60 y 70 se han ido concentrando en un mercado de mayor nicho, incluyendo los carteles más oscuros de las carreras de resistencia y los rallys.

 

Sin embargo, como siempre, el mejor consejo para cualquier coleccionistas en ciernes es ir a por lo que te gusta, quédate en lo que puedes pagar y ve siempre a por los originales...