Carreras

Una vista de la pista de carreras vista desde los controles del simulador

ESTRATEGIAS VIRTUALES

Antiguamente, las estrategias de las carreras y los reglajes dependían de la intuición de los técnicos y de las pruebas en el circuito. Hoy en día, gracias a sofisticados simuladores, las carreras se pueden preparar hasta el más mínimo detalle para salir al circuito prácticamente listos. Incluso cuando las condiciones son totalmente inesperadas, como es el caso de la próxima 24 Horas de Le Mans.

Los pilotos que competirán en las 24 horas de Le Mans, que se disputará el próximo fin de semana, tendrán que confiar más que nunca, por lo que respecta a las prestaciones, en el trabajo realizado en el simulador.

Debido a la pandemia, este tradicional fin de semana de junio se ha pasado a septiembre y esto conlleva una serie de cambios significativos en las estrategias de la carrera. Giuliano Salvi, Track Operations & Technical Manager de Competizioni GT, nos explica: «Este cambio repercutirá bastante en la carrera, porque tendremos al menos 3 horas y 40 minutos más de carrera de noche y temperaturas más bajas, lo requerirá que los neumáticos estén siempre en las condiciones operativas correctas durante todas las fases de la carrera. 

Con el trabajo en el simulador intentamos poner a punto un reglaje que nos permita lograr este objetivo». En definitiva, en este periodo, el simulador ha demostrado su gran importancia (si es que alguna vez hubo alguna duda), porque permite probar y comparar diferentes soluciones de reglaje o neumáticos, con diferentes temperaturas y condiciones climáticas, sin tener que salir al circuito. Los software, cada vez más complejos, y los hardware, cada vez más sofisticados, están acortando rápidamente las diferencias entre la realidad y el mundo virtual, lo que supone una gran ventaja para el trabajo de preparación y nos permite concentrarnos solo en los detalles o en ajustes mínimos en el circuito.

Por eso, los fabricantes de automóviles invierten considerables recursos financieros, humanos y técnicos en el desarrollo de sistemas cada vez más tecnológicos. Ferrari no es una excepción y también confía en el simulador para preparar las carreras del FIA WEC o de las grandes clásicas de resistencia como las 24 horas de Spa o las 24 horas de Daytona. Ferdinando Cannizzo, Head of GT Racing Car Design and Development, afirma: “Es una verdadera ’practice zero’, en la que ingenieros de pista, ’veicolistas’, ingenieros y pilotos preparan la carrera. Basándonos en los resultados del año anterior, ponemos a punto el reglaje que creemos que puede ser ganador”.

El piloto de carreras Davide Rigon, a los mandos del simulador
El piloto de carreras Davide Rigon, a los mandos del simulador

La recopilación de datos y el desarrollo de la plataforma es fundamental. Mauro Barbieri, Vehicle performance, simulation and track engineering de Competizioni GT, nos explica: "El trabajo en el simulador es un trabajo de desarrollo continuo tanto en lo que respecta a los modelos que componen el coche —los neumáticos, el motor, la aerodinámica, el cambio— como en lo que se refiere a los inputs y las sensaciones que percibe el piloto a través de los movimientos de la plataforma, la resistencia de los pedales o del volante. El trabajo se centra por completo en lograr el mayor realismo, porque cuánta más información reciba el piloto a través de su cuerpo, más exacto será el feedback que dará a los ingenieros”.
 

Los conductores y los técnicos se reúnen para discutir los resultados de las pruebas de manejo después de una sesión en el simulador.
Los conductores y los técnicos se reúnen para discutir los resultados de las pruebas de manejo después de una sesión en el simulador.

Aunque las pruebas en pista siguen siendo el escenario preferido de los pilotos, ya aceptan las horas de simulador y reconocen su valor. Alessandro Pier Guidi, Campeón Mundial de la FIA WEC 2017 y ganador de las últimas 24 horas de Le Mans, nos explica: "A los pilotos, los simuladores nos permiten comparar diferentes configuraciones junto a los ingenieros de pista, que nos siguen en todas las sesiones. Hacemos varias sesiones seguidas entre las distintas configuraciones para saber qué base es la mejor para poder utilizarla una vez en el circuito y reducir el tiempo de afinar los reglajes. Las comparaciones son potencialmente infinitas y esto nos permite definir con mayor precisión los reglajes y otros parámetros del coche”. 

El volante y los paneles de instrumentos del simulador son los mismos que los del coche de carreras reales
El volante y los paneles de instrumentos del simulador son los mismos que los del coche de carreras reales

La posibilidad de probar situaciones complejas será muy útil para las 24 Horas de Le Mans, como aclara Giuliano Salvi: "También probamos situaciones que creemos que pueden darse con más frecuencia que en junio, es decir, las fases de Full Course Yellow durante la noche (cuando, debido a un accidente, no se puede adelantar ni superar los 80 km/h en todo el recorrido). Debido a las bajas temperaturas, los neumáticos tendrán más dificultades para volver a su rango operativo, por lo que estamos desarrollando toda una serie de estrategias para que los neumáticos vuelvan a su temperatura ideal con mayor rapidez”. 

Ferrari