Automóviles

<em style=Photo: Dennis Noten" />

Sueños a medida

Los clientes belgas de Ferrari suelen ser grandes aficionados al programa Tailor Made de la compañía. Desde interiores en denim hasta asientos tapizados en cuero de curtido vegetal, estos entusiastas del mundo Ferrari se encuentran entre los mejores embajadores del programa.
Texto

Sylvain Reisser

Si para mucha gente poseer un Ferrari es hacer realidad el sueño de su vida, hay muchos que quieren ir un poco más allá: quieren poner su propio sello en el coche de sus sueños. Para este núcleo duro de los ferraristas existe el programa Tailor Made, que mantiene la tradición de los vehículos “hechos a medida” iniciada en Maranello en los años 50, por la que se garantiza que cada vehículo producido es realmente único. Dentro del programa, prácticamente todo es posible, siempre que se respeten los rigurosos estándares de seguridad y calidad de la marca, además de la tradición y el prestigio asociados a Ferrari.

Las franjas amarillas y blancas en las llantas son características distintivas de este Ferrari 458 Speciale A <em>Foto: Dennis Noten</em>
Las franjas amarillas y blancas en las llantas son características distintivas de este Ferrari 458 Speciale A Foto: Dennis Noten

Los modelos Tailor Made son particularmente populares entre los clientes de Bélgica. De hecho, explica Stéphane Sertang, director del concesionario de Ferrari Francorchamps Motors en Bruselas y el punto de servicio Francorchamps Motors de Luxemburgo, sus clientes son unos de los mejores ‘embajadores’ del programa en el mundo. Enseñan sus vehículos a otros posibles compradores, y les hablan de las opciones que han elegido y sus experiencias con el programa.

Algunos modelos están mucho más presentes que otros, explica Sertang haciendo referencia al 488 Pista, el 488 Pista Spider y algunas series V12. “Más de uno de cada dos 488 Pista Spiders entregados por nuestro concesionario de Bruselas han participado en el programa Tailor Made, que ya cuenta con más de 40 modelos personalizados desde su lanzamiento en 2011”.

Arriba: un Ferrari Portofino con mano de obra 'intrecciato'; abajo: esta 488 Spider saluda al Ferrari 212 Inter de 1951 <em>Foto: Dennis Noten</em>
Arriba: un Ferrari Portofino con mano de obra 'intrecciato'; abajo: esta 488 Spider saluda al Ferrari 212 Inter de 1951 Foto: Dennis Noten

Esta pasión por la personalización no deja nada al azar. Dentro de la extensa familia Ferrari, Sertang ha construido una comunidad Tailor Made que se reúne con asiduidad y crece constantemente. Dos o tres veces al año, su concesionario de Bruselas organiza actos dedicados a este programa especial. Estos encuentros, a los que asisten entre 30 y 50 invitados, permiten a los clientes de coches hechos a medida compartir sus experiencias con otros entusiastas de Ferrari que están pensando en unirse al programa. Además de estas reuniones, celebra otros encuentros aún más exclusivos: cuatro veces al año, organiza cenas preparadas por chefs de prestigio para parejas y grupos pequeños (no más de 10 personas) en los que se unen embajadores del programa Tailor Made y amantes de la marca que están considerando tomar el camino de la personalización.

Sertang también aprovecha la presencia de dos vehículos Tailor Made en el concesionario para orientar a sus clientes mientras eligen entre la enorme variedad de opciones disponibles en el catálogo de personalización. Algunas veces pide coches prestados a sus clientes y, hasta ahora, ninguno se ha negado. 

El volante de este GTC4Lusso Tailor Madelleva los colores de la bandera italiana Foto: Dennis Noten
El volante de este GTC4Lusso Tailor Madelleva los colores de la bandera italiana Foto: Dennis Noten

“Los clientes siempre se sienten orgullosos de enseñar sus creaciones y compartir su pasión”, observa el director del concesionario. “Tuvimos la suerte de hacer uno de los primeros interiores acabados en denim para un 458 Spider y se lo hemos mostrado a muchos ‘devotos’". Cada vez que lo hacemos, podemos ver lo bien que soporta este tejido el paso del tiempo”.

Por su puesto, no todo está permitido: Ferrari no admite el uso de determinados materiales si no cumplen ciertas condiciones de calidad y durabilidad. Por ejemplo, hace años, un cliente apasionado de las motoras Riva pidió revestir el suelo de su Ferrari con la misma madera que se utiliza en los yates de la marca italiana. En ese momento no fue posible por razones de seguridad. En caso de accidente, el suelo podría romperse y causar lesiones a alguno de los ocupantes. “Pero los expertos del departamento Tailor Made consiguieron encontrar un proveedor que elaboraba un material con fibras que no se rompen al colisionar y pudieron satisfacer la petición del cliente”, cuenta Sertang.

El 458 Speciale A también lleva una franja blanca en el alerón trasero, otro guiño a la victoria de F1 en 2007 <em>Foto: Dennis Noten</em>
El 458 Speciale A también lleva una franja blanca en el alerón trasero, otro guiño a la victoria de F1 en 2007 Foto: Dennis Noten

Cada proyecto es exclusivo y está diseñado en torno a los deseos del propietario del vehículo. A los participantes del programa se les invita a visitar el taller de personalización de Maranello, donde terminan de elegir sus opciones. Entre la inmensa carta de colores, la amplia variedad de tapizados y los materiales disponibles para el interior, hay varios miles de combinaciones posibles.

Los pedidos no dejan de llegar y Sertang se muestra satisfecho con tanta actividad: “Nuestro siguiente proyecto Tailor Made es un modelo decorado con los colores de un Ferrari que condujo el piloto belga Jean Blaton, alias ’Beurlys’, a lo largo de una carrera que incluye la participación en no menos de 15 ediciones de las 24 Horas de Le Mans”, concluye. El mensaje para los entusiastas es claro: dejar volar la imaginación.

Ferrari