Automóviles

Una fiesta de los Ferrari F40

Una fiesta de los Ferrari F40

Ferrari organizó un evento especial en 1992 exclusivamente para propietarios del F40. Las imágenes forman ya parte de la historia…
Texto

Richard Aucock

En 1992, la producción del Ferrari F40 estaba llegando a su fin. El emblemático supercoche, fabricado para conmemorar los 40 años de Ferrari, fue un éxito increíble, con más de 1.300 modelos fabricados en un período de cinco años. Los F40 se conducían en todas partes del mundo, pero sobre todo en Europa. En Alemania, por ejemplo, el legendario Ferrari era extremadamente popular. Así que en el verano de 1992, con la ayuda de Ferrari Alemania y del Club oficial de propietarios de Ferrari de Alemania, se decidió celebrar un evento realmente especial. Estuvo dedicado al F40, y propietarios de toda Alemania fueron invitados a Italia para disfrutar de un evento automovilístico que pasaría a la historia. El evento se celebró del 11 al 14 de junio. Tuvo lugar en Maranello, en la pista de pruebas de Fiorano, y también se dieron algunas vueltas memorables en el circuito de carreras de Mugello.

En aquel entonces, la conducción en circuito no era tan habitual como ahora, por lo que conducir en el rápido y desafiante circuito de Mugello, territorio sagrado de Ferrari, fue todo un acontecimiento. 68 propietarios se inscribieron para participar en el evento: todos los F40 inscritos, excepto uno, eran rojos. ¿Esa excepción? Un modelo negro poco común. Aquellos que tuvieron la suerte de participar destacaron la increíble expectación que se vivió durante todo el evento. Fue verdaderamente un espectáculo nunca visto antes. También se realizaron fotografías grupales de los participantes en varios momentos del evento. Se trataba sin duda de una oportunidad única de fotografiar tantos Ferrari F40 en un mismo lugar, y los organizadores no iban a dejarla pasar. Esas fotografías forman ahora parte de la historia de Ferrari, y son una joya en los archivos del F40.

Docenas de propietarios de Ferrari F40 se alinearon para una sesión de fotos inolvidable en 1992. ¿Estabas allí?
Docenas de propietarios de Ferrari F40 se alinearon para una sesión de fotos inolvidable en 1992. ¿Estabas allí?

En Mugello llovía durante la sesión. Se aprecia claramente en las imágenes. No obstante, eso no disuadió a nadie de disfrutar de las vueltas en el circuito. Los propietarios y organizadores también esperaron pacientemente bajo la lluvia a que todos los coches estuvieran perfectamente situados y alineados. Todos sabían que esta no era una sesión de fotos cualquiera. Las fotos se hicieron tanto en el pitlane como en el asfalto del circuito de Mugello. Los propietarios demostraron una gran destreza para conducir de tres en tres, cerca unos de otros y a velocidad constante, para que el fotógrafo pudiera hacer las fotos. Hay otra foto menos vista que es aún más increíble. Muestra dos largas filas de F40 con el presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, en primera línea. Era uno de los invitados especiales del evento, al igual que Piero Ferrari. De hecho, condujo un F40 en el rally.

Además de las sesiones en el circuito, los participantes también disfrutaron conduciendo muchos kilómetros por la maravillosa campiña italiana. La lluvia amainó dando paso a una espléndida semana de junio. Los testigos contemplaban maravillados la increíble estampa del convoy compuesto por docenas de Ferrari F40. El tráfico se paralizaba en cada pueblo que visitaban. Aún hoy, los afortunados participantes cuentan con gran orgullo que estuvieron allí. Fue una experiencia que solo Ferrari podría lograr y, gracias a la buena voluntad de los propietarios y la paciencia de un fotógrafo, será recordada por siempre.

Ferrari