LOADING ...
Automóviles
08/12/2016

West Coast Classiche

Probamos un 250 GT Berlinetta Lusso Competizione por los alrededores de San Francisco

Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra, donde obtuvo un gran éxito, el Ferrari 250 GT Berlinetta Lusso Competizione hacía gala de un marcado carácter deportivo.

 

A las pocas semanas de su presentación en Ginebra, debutó en el mundo de las carreras llegando segundo en la dura subida a Freiburg-Schauinsland y quinto en el Tour de France Automobile de 1964, exhibiendo su gran espíritu competitivo.

Su dueño actual, Pete Racely, compró el vehículo a un coleccionista suizo, Peter Heuberger, en 2009. Heuberger corrió con el Lusso en la Shell Ferrari Maserati Historic Challenge y retrocedió en el tiempo compitiendo en circuitos legendarios como Spa Francorchamps.

 

Y también le dio una nueva oportunidad de vida, en el año 2000, sometiéndolo a una restauración completa en el departamento Classiche de Maranello. En 2008, fue certificado por el departamento Classiche, salió a subasta ese mismo año y Racely lo compró.

 

Lo que jamás ha necesitado es una reconstrucción del motor. El Lusso continúa encandilando a las multitudes durante los rallies y los weekend drives.

 

Este evocador Cavallino Rampante es uno de los tres ejemplares de Lusso de carreras que aún existen y salimos a dar desde su casa actual, San Francisco, hasta el otro lado de la bahía, en dirección Berkley.