LOADING ...
Eventos
08/08/2017

Ferrari en Pebble Beach

Mientras el Concours d'Elegance de Pebble Beach 2017 rinde homenaje a Ferrari, recordamos los «sueños californianos» del Cavallino

El día 17 de agosto, las inmaculadas calles de Pebble Beach recibirán un año más el Concours d'Elegance. Los mejores coches de todo el mundo llegarán a este tranquilo tramo de la costa californiana para rendir homenaje a los mayores logros automovilísticos de la humanidad.

 

Este año promete ser especialmente interesante por las celebraciones del 70º aniversario de Ferrari: hay previstas clases especiales para los coches de carreras de época y para los ejemplares únicos de la marca. Ferrari North America organizará su propio concurso el sábado para conmemorar el 70º aniversario, invitando al público a celebrar este importante hito a lo largo del legendario hoyo 18.

El Concours d'Elegance tiene sus orígenes en París del siglo XVII, cuando la nobleza acomodada se reunía para hacer alarde de sus elegantes carrozas y de la opulencia de unas riquezas improbables —en resumidas cuentas, un "Cars and Coffee" de lujo para una generación que se vestía con mallas y pelucas.

 

Y cuando estas extravagantes carrozas dieron paso a los no menos extraordinarios automóviles, la necesidad de compartir, comparar y competir se acrecentó aún más.

 

Cuando se creó Pebble Beach, en 1950, siguió el formato del consolidado Concorso d'Eleganza Villa D'Este de Italia, pero aquí la atracción principal era la carrera en carretera organizada por el Sports Car Club of America, que luego sirvió de base para el concurso estático. 

Y, como es natural, fue precisamente aquí donde Ferrari empezó a abrirse camino en los círculos de coches deportivos americanos: sus 166 MM y 212, desconocidos pero ágiles, se mostraron muy prometedores a principios de los años 50 con respecto a los competidores estadounidenses más pesados y elementales. 

 

En última instancia, Ferrari ganó cuatro de las siete carreras antes de que el evento se interrumpiera por motivos de seguridad en 1956. La marca se garantizó así un puesto en Pebble Beach y con los años ha seguido siendo un elemento vital de este paisaje elitista y exótico.

 

Desde la década de los 60, los concursos han crecido constantemente en términos de dimensiones y de importancia, y, ahora, los coches de antes y después de la guerra se juzgan en base a una desafiante combinación de condiciones y originalidad.

 

Gracias a la restauración, los coches ganadores suelen estar en mejores condiciones que cuando salieron de la fábrica, impecables en todos los aspectos, con todos los componentes restaurados y devueltos fielmente a su estado original. Se exige la perfección e indefectiblemente se supera.

 

Ferraris de todas las épocas han protagonizado siempre los eventos de todos los años, suscitando admiración y recibiendo reconocimientos en las clases de carreras y de carretera. Sin embargo, no fue hasta el año 2014 que un 375 MM Scaglietti Coupé de 1954 se adjudicó el codiciado título de «Best of Show», que Ferrari logró su primera victoria absoluta y que un coche de la posguerra ganó el concurso: algo que no acontecía desde 1968.

Aquí la atención por los detalles no permite concesiones, la competencia es feroz. Una anécdota de Pebble Beach en los años 60: una participante declaró haber llegado tarde a una fiesta pre-evento porque había tenido que limpiar los bajos de su coche con quitaesmalte de Christian Dior.

 

El escenario vuelve a estar listo y, por aguerrida que pueda ser la competición de  2017 e, independientemente del resultado, este año será sin duda inolvidable para Ferrari y sus fans.



Eventos
Cómo se montó el stand de Ferrari en el Salón del Automóvil de París Leer más 
10/10/2016
Eventos
Setenta modelos históricos de Ferrari para celebrar su 70 Aniversario Leer más 
03/05/2017