LOADING ...
Automóviles
29/11/2017

La Cavalcade Classiche de 2017

El evento celebrado en 2017 reunió a algunos de los coches más venerados de la marca Ferrari en una aventura por la Toscana

"Los clientes de Ferrari que conducen vehículos clásicos de la marca son los más especiales", reconoce Piero Ferrari, hijo de Enzo y Vicepresidente de la compañía. No hay duda entonces de que la Cavalcade Classiche, que celebra los 70 años de Ferrari, va a ser algo realmente extraordinario, una celebración del ADN de la gran marca que se remonta a sus orígenes allá por el año 1947.

La invitación a la Cavalcade Classiche Regularity Rally se hace extensiva a 70 modelos destacados de Ferrari provenientes de más de 20 países que participarán en una ruta de 3 días, del 5 al 9 de mayo, por la hermosa región de la Toscana. 

Vistas del río Magra en Bocca di Magra Foto: Nick Wilson 

La Cavalcade tiene su base en el Augustus Hotel, que alberga la Villa Agnelli y se ubica en la localidad costera de Forte dei Marmi, un lugar de gran predilección para la alta burguesía italiana. En el aparcamiento del hotel, en el que los modelos Barchetta descapotables se guardan a cubierto, se hace una revisión de los Ferraris y se les asigna un número. El color Rosso Corsa es el tono predominante de la reunión, y esta selección de coches deportivos, muchos en color plateado, azul y amarillo Giallo FLY, resulta impresionante a la luz del atardecer.

 

Un 125 S, el primer Cavallino que salió de las puertas de esta fábrica legendaria, enseguida atrae la atención de una gran multitud. Entre los demás modelos se encuentra un 166 MM, un 212 Inter, un 340 MM, otro 166 MM, un 250 GT Tour de France y un 250 GT SWB California, que se mezclan con numerosos 275 GTB, 330, Daytonas, Dinos, un 288 GTO y el último modelo LaFerrari Aperta, con un acabado en negro intimidatorio. 

La famosa Torre de Pisa proporciona el telón de fondo perfecto para los modelos montados de Ferrari Foto: Nick Wilson 

Yo voy de copiloto en un Ferrari 860 Monza de 1956, un auténtico ganador pura raza con una historia impecable. A la mañana siguiente, conducimos el coche, que todavía está en calentamiento, por las estrechas calles del centro de Forte dei Marmi y nos alineamos en la salida, donde recibimos una ficha del tramo de la carrera de regularidad y comprobamos el libro de la ruta Tulip que nos llevará a la ciudad fortificada de Lucca. La hora de salida llega, se ondea una bandera de Ferrari y arrancamos. Mi acompañante no puede resistir ofrecer un poco de espectáculo al volante, así que revoluciona el 860, pisa el embrague y el público estalla.

 

La ruta matinal hasta nuestra primera parada para tomar café en la impresionante Villa Reale es preciosa y las carreteras resultan exigentes, sobre todo porque empieza a llover con gran intensidad. Pero eso no supone problema alguno. 

El Cavalcade pasa el Ponte Della Maddalena, también conocido como el Puente del Diablo, cerca de Borgo a Mozzano Foto: Nick Wilson 

Gracias a la ayuda de la escolta de policías en moto que cortan el tráfico, la Cavalcade entra rugiendo en Lucca para disfrutar de un almuerzo en el increíble enclave barroco del Palazzo Pfanner, antes de volver a Forte dei Marmi por una carretera pintoresca de 100 km que discurre entre colinas.

 

Durante el segundo día, los coches recorren la costa hasta llegar a la localidad costera de Lerici, situada en el golfo de La Spezia, un lugar donde brilla el sol y las carreteras son perfectas. El último día incluye un recorrido muy animado por los Apeninos hasta Módena para almorzar en el museo Enzo Ferrari y, posteriormente, unas vueltas por el circuito Fiorano de Ferrari, con final en la fábrica de Maranello. En este momento, la Cavalcade se anima de verdad y los coches se lucen ante las cámaras.

 

A lo largo de la Via Abetone, una zona en la que se puede circular a gran velocidad y que Ferrari utilizaba como pista de pruebas antes de que existiese Fiorano, envueltos en el sonido atronador de las sirenas de las motos de policía y con los carabinieri a los lados sacando a espectadores del recorrido, los Ferraris comienzan a cantar. Al sentirse seguros, los conductores se dan el gusto de hacer pequeños adelantamientos y carreras a lo largo de esta carretera impresionante que conduce a Maranello. 

Las vueltas del circuito de Fiorano concluyeron el evento de tres días Foto: Nick Wilson 

La Cavalcade Classiche ha demostrado ser algo más que una simple experiencia alucinante. La celebración del 70º aniversario de esta gran marca ha ofrecido a sus clientes más importantes nuevas sensaciones. Sin duda, carreteras impresionantes y un servicio de cinco estrellas. Pero, además de eso, la Cavalcade Classiche nos ha permitido descubrir la “Italia de Ferrari”.



Automóviles
Ha concluido la sesión de pruebas para la prensa del nuevo Ferrari V8 turbo Leer más 
27/04/2017
Automóviles
Piero Ferrari recorre el trazado del legendario circuito de Caracalla, Roma, con un LaFerrari Aperta Leer más 
07/07/2017